domingo, 24 de diciembre de 2006

Decide hacer felices a tus hijos.


Si quieres que tus hijos sean felices, decide....
Decide recibir a tu hijo como un huésped de honor que estará temporalmente en tu hogar.
Decide darle a tu hijo un regalo magnífico un padre que ama a su madre y una madre que ama a su padre.
Decide escuchar a tu hijo todos los días.
Decide amar a tu hijo sin condiciones ni reservas.
Decide que nunca identificarás a tus hijos por sus fracasos o errores.
Decide darle a tu hijo un sentido de responsabilidad hacia si mismo, hacia los demás y hacia las cosas.
Decide disculpar a tu hijo de una manera justa y sin rencores.
Decide disculparte con tus hijos cuando te equivoques.
Decide que nunca temerás a tus hijos, o te sentirás intimidada por ellos o sus preguntas.
Decide guiar a tu hijo para que sea independiente.
Decide no pedir a tu hijo que cumpla con los sueños y esperanzas que alguna vez tuviste para ti.
Decide no permitir que tus preocupaciones sociales determinen como tratas a tu hijo.
Decide darle a tu hijo el principio básico de fe para su vida sea los suficientemente grande para que lo sostenga en cualquier situación.

12 comentarios:

fire dijo...

Eso es lo malo...
que aveces se decide ser padre...sin tener claro las "decisiones" que eso implica...
bonito blog y pbonito post...
un beso...
:-)

@le dijo...

leyendo y descubriendo...

@

Miss Neumann dijo...

LO TOMARÉ EN CUENTA SOLO TENGA HIJOS!

Las ManoS FriaS dijo...

hola hola

pasaba a dejar saludos e invitarte a visitar mi blog


besos



adios

angélica beatriz dijo...

Mi querido amigo,

Nadie nace sabiendo ser padre, pero siempre he dicho que amor, respeto y paciencia es lo que se necesita para formar a esos seres que nacen de nuestra sangre.

Preciosa reflexión. Mil gracias :-)

Y muchos besitos para ti.

 kotto dijo...

que bonito mensaje...
siempre es bueno recordar que los hijos no nos pertencen como muchas veces sin querer pensamos.. hay que entregarles amor y prepararlos...

bonito post...

saludos

Agatho dijo...

Ups que buen consejo y no solo para nuestros hijos, sino que tambien para nosotross mismos como hijos... lo que has escrito tienen tanto de verdad que no es necesario ser padre para darse cuenta que es lo que los niños, jovenes y hasta hombres y mujeres necesitamos de parte de todo aquel que nos da su figura de padre y/o madre....

Gracias por tu visita en el blog. Al igual que tu comparto que ese sentir que relato, lo puede sentir tantos mujeres como hombres...
Seguimos en contacto...

Un abrazo

MAR dijo...

YO TENGO DOS HIJAS Y LAS AMO MAS QUE NADA EN EL MUNDO.
BONITO POST.
BESOS PARA TI.
MAR

Negrita dijo...

De vuelta por acá.. encontré precioso y muy acertado lo que dice el pot, yo aún no tengo hijos, pero obviamente es algo que tendré en cuenta.
Abrazos
Carola

La Sombra dijo...

Fire; Muy de acuerdo contigo, uno si decide la responsabilidad de ser padre también hay que ser responsable de ser guía, de enseñar, de responsabilizar a nuestros hijo para que en el futuro sean personas de provecho y puedan con sus propias alas volar sin temor a caer.
Besos para ti.

@le…??? Leerás y descubrirás mucho por estos lugares, tu saca tus propias conclusiones.
Saludos Cordiales.

Miss Neumann, tómelo en cuenta no mas, ser padre no debe ser nada fácil, pero tampoco se trata de traerlos al mundo así como así.
Abrazos cariñosos.

Manitos frías…eres muy bienvenida por estos lugares, prontos te visitaré.
Besos para ti también.

Angelita…100% de acuerdo contigo, siempre hay que entregarles valores que los ayuden a desarrollarse en la vida.
Gracias a ti por tus palabras y besitos.

Kotto, los hijo son prestados, uno nunca sabe cuando van a partir, estoy de acuerdo contigo, pero mientras los tienes, a los hijos, eres y debes ser orgullosamente responsable de ellos.
Un abrazo.

Agatho, es verdad muchos, ya de nuestra edad, nos ponemos soberbios con nuestros padres y eso no esta bien, ellos siguen siendo nuestros padres y nosotros sus hijos.
En contacto seguiremos, un abrazo.

Mar, Sigue amándolas y entregándole lo que más puedas, como decíamos antes, los niños son prestados, no sabemos cuando se marcharan.
Besitos.

Carolita, que bueno tenerte por aquí, y tenlo en cuenta, aquí estará por si lo quieres releer.
Un afectuoso abrazo y no te pierdas.

lágrimas de mar dijo...

en la vida de un padre no debe haber nada más importante que un hijo
sea como sea
besos

lágrimas de mar

La Sombra dijo...

Mi querida lagrima, un hijo es un tesoro, una gema en bruto, que a medida que pasa el tiempo tienes que ir puliendo.

Besos para ti mi querida Lagrimita.