sábado, 2 de diciembre de 2006

CARTA


Esta carta se encuentra dirigida a todas aquellas madres, que por alguna u otra razón a lo largo de sus vidas han perdido a un hijo…Esta idea surge, como una forma de sanación personal, de crecimiento y desarrollo personal o simplemente a raíz del dolor experimentado por una persona muy ligada a mí, que desde la muerte de sus niños no ha logrado cerrar un ciclo, lo cual le ha impedido avanzar en la vida…A mis queridos y siempre recordados niños:Hijitos míos, hoy es un día muy especial para mi y creo que de alguna manera también para ustedes, porque de alguna u otra forma, hoy nos vamos a despedir y vamos a pasar a una etapa mucho mas avanzada, en donde ni el tiempo, ni el espacio nos podrá separar, en donde Ustedes mis amados hijos formaran parte de mi historia, de mi vida, mi pasado y porque no decirlo de mi presente…porque siempre estarán a mi lado, siempre en mi corazón, mi cabeza, mis pensamientos y todo lo que haga, pero ya nunca mas con tristeza o con angustia, sino con alegría y esperanza… esperanza de que algún día nos volvamos a encontrar y entre muchos angelitos, muchos niñitos me sonrían y yo los reconozca entre muchos otros niños y bebes.Se que en una fecha como hoy, salieron de mi vida tan fugaz como entraron en ella, que durante todo este año y estos mese me he culpado de su partida, de su muerte, de no ser capaz como mujer de protegerlos, de hacerlos permanecer en mi vientre y de traerlos a este mundo; en donde tal vez muchas cosas los esperaban… al menos mucho amor y cariño de mi parte, pero creo que la vida por alguna u otra razón nos coloca pruebas para crecer y avanzar, para aprender a vivir y eso hijitos míos es lo que me faltaba y aun me falta … simplemente vivir, aceptarme, reconocerme, pararme de frente al mundo y decir simplemente aquí estoy, esto soy y así soy, para que de alguna manera ustedes mis amados niños se sientan orgullosos de mi. La verdad, es que creo que ésta es la carta más difícil que me ha tocado escribir en muchos años, simplemente, porque se trata de ustedes, porque el dolor que su partida me causó es una pena que creo hasta ahora no he podido superar y de la cual día a día me trato de levantar y es que su recuerdo siempre me persigue, en todo lo que hago, en todo lo que toco, lo que pienso y lo que siento… y es que como dicen por ahí un hijo nunca muere y aunque nunca vi sus rostros con el solo hecho de escuchar el sonido de sus corazones eso basto para saber que eran parte de mí y que por siempre formarían parte de mi historia pasase lo que pasase….Mis niños, hay tantas cosas que me gustaría decirles, cosas que salen desde el fondo de mi corazón, de mi alma destrozada en mil pedazos desde el mismo día en que supe que tarde o temprano tendrían que partir, porque yo los esperaba, creo que siempre los espere, y justo en el momento de su llegada tuve que comenzar a despedirme, aun cuando albergaba las locas esperanzas de que se quedaran a mi lado para siempre , pero hoy, en que ha pasado el tiempo y he recobrado mis fuerzas sé que todo pasa por algo y fue en esos precisos momentos en que aprendí en que a pesar de estar completamente sola era mucho más fuerte de lo que todos pensaban, que podía salir adelante y que por siempre los iba a amar y serian mi pequeño gran secreto, mis esperanzas, mis angelitos de la guarda, mis lucecitas, mis compañías…Por eso, hoy quería cerrar el ciclo como muchos otros que debo cerrar en mi vida, sanarme de muchas cosas, curar mis heridas, limpiarme y perdonar todo el daño y la pena que me han causado algunas personas y situaciones a lo largo de mi historia, para poder avanzar y rehacer mi vida… aun cuando ustedes mis queridos hijos solo han sido una lucecita en mi camino, ustedes no tienen nada de que avergonzarse o arrepentirse o sentirse mal, solo deben volar y descansar… porque su madre ahora ya es libre, y lo que es mas importante con esta cartita y este proceso los deja libre a ustedes, para que vuelen muy lejos a un lugar seguro donde muchos otros niños iguales a ustedes juegan tranquilos en dulces pastos, rodeados de árboles y arroyuelos, esperando reencontrarse algún día con sus padres… y no se preocupen porque yo los reconoceré, son carne de mi carne y eso no se olvida. Estoy en paz con ustedes, estoy es paz conmigo misma y lo que es mas importante estoy en paz con su padre, él no tiene la culpa de nada, algún día mirara hacia atrás y de seguro los recordara con amor y cariño como yo lo hago ahora y si no es así, será la propia vida, la que le recuerde que en una ciudad muy lejana, una mujer que lo esperaba y lo quería mucho, alguna vez albergó en su vientre por largos meses a dos hermosos niños… así es que no se preocupen, ustedes siempre estarán en mi y de alguna manera en él. En esta historia ya no hay culpables, en esta historia ya no hay pena, ni dolor, solo amor y recuerdos felices, esperanzas de que el día de mañana ustedes mis angelitos de la guarda me envíen a unos niños tan hermosos como ustedes, que no los remplacen claro esta, porque nunca los podría remplazar, sino que los acompañen desde la distancia. Los quiero, los quiero mucho, creo que siempre los voy a querer, pero de una manera especial, sin culpas, sin reproches y sin penas, sin temor, sin miedos y lo que es mas importante ya sin dolor… son parte de mi historia y jamás los voy a negar… siempre serán mis niñitos del alma, mis hijos del corazón, del alma y del espíritu…Cada día, cada noche los recordaré, miraré el cielo y las dos estrellas más cercanas y brillantes que observe a la distancia sabré que son ustedes, los saludare desde mi ventana, les haré una seña y desde mi corazón les diré que estoy bien y que cada día crezco y avanzo un poco más… me acepto, me quiero y me entiendo.Ojala ustedes, me sonrían de la misma forma, acelerando el latido de mi corazón, brillando con más fuerza, pensando para mis adentros que ustedes son mis hijos y ahora descansan en paz…. Ahora nada les debo… ahora ustedes nada me deben a mi, ahora… estamos en paz. Los amo y nunca los voy a olvidar. Pueden volar, que desde este momento su madre comienza de nuevo a nacer, porque ya basta de torturarse, de seguro a ustedes no les gusta verme así, destrozada, destruida, cansada y agotada de la vida… ahora es su madre la que se arto de todo esto, la que toma las riendas de su vida y decide renacer de las cenizas, ponerse de pie y dar lentamente pacitos, pero con la convicción y la esperanza de que cada día que pasa es un avance y que nunca, pero nunca más me volveré a equivocar o a desviar del camino, porque ya estoy encontrando mi esencia, mis raíces, mi ser y lo que siempre fui…No crean hijos míos que la partida ha sido fácil, de hecho, escribir esta carta y despedirme de ustedes ha sido lo más difícil de todo, siempre me negaba a aceptar la realidad, vivía soñando en que todo sería como antes, pero no puedo añorar lo que jamás sucedió, ustedes ya no están y bueno… lo debo aceptar… nada será como antes, no importa cuanto desee las cosas o cuanto le pida a Dios que las cosas cambien, la vida continua y yo sigo aquí esperando milagros y eso no sucederá…. Bueno amados hijos… descansen mucho, porque su madre por primera vez en muchos meses dormirá tranquila y soñará con ustedes. Los quiero y los llevaré siempre en mi corazón y estoy segura que su padre hace lo mismo. Cariños y abrazos a la distancia. Su madre por siempre y para siempre

14 comentarios:

Jenipher dijo...

Tenías mucha razón...

aunque las formas no sean las mismas, puedo sentir tal como describes se sintió tu madre... esa sensación de vacío y destrucción... esa pequeñez que se siente ante el mundo que sigue raudo y no para por nuestra pena...


mi corazón, sin embargo, está tranquilo, porque sé que le di todo mi amor, desde el día anterior a saber de mi embarazo, hasta el día que en mis brazos lo tuve frágil y sin vida... Mi Gugo, Gustavo, fue lo mejor de la vida... siempre más cercano de lo celestial que de este mundo... llenando cada pequeño espacio... y no sé si algo o alguien pueda hacerlo otra vez...


Un beso de chocolate...

y...

aún no entiendo por qué te llamas SoMBRa, si se ve que de ti sale mucha luz...

aceituna verde dijo...

Desde que se fué lo imagino, lo veo, lo percibo y lo intuyo, allí, sentado sobre la luna nueva en un columpio feliz, de mejillas sonrosadas, los labios de rojo carmín, los ojos brillando de amor y sus alas, esas que de mi heredó... mi niño-ángel espera por mi, jugando entre colores de jardín junto a su padre feliz ...feliz...cuidando de sus hermanos de piel pálida que se quedaron aquí...
besos alados para ti y todos los ángeles que rondan por ahí

La Marsupial dijo...

Sombra... me quedé pa dentro con tus palabras... Sabes que yo tb perdí a un bebito y en ese momento entendí que su nubecita tal vez venía averiada y que tal vez era necesario que sequedase al ladito de Dios. Sin embargo, después de unos meses volvió a mi guatita y hoy ya tiene 7 años.
Los milagros SI existen!..

Un fuerte abrazo para ti, mujer corajuda!!

Negrita dijo...

Aún no he pasado por la maravillosa experiencia de ser mamá o tener una vida gestandose en mi vientre, espero que pronto así sea.
Pero sí he vivido solidariamente el dolor de más de alguna amiga al perder un hijo en camino, sé que no es lo mismo.. si para mi fue un dolor enorme en el corazón, sé que para quien lo vive es algo que no se olvida nunca.
Desgarradora carta la que publicaste.
Tal como dice jenipher, no sé porque te llamas sombra si en tu espacio hay mucha luz.
Abrazos
Carola

Naty dijo...

De ser madre aún no tengo la suerte, pero me quedo sin palabras ante el milagro de dar vida (muchos dicen que realmente eso es vivir y no lo dudo en absoluto)... Por eso me imagino que perder a un hijo es como una mutilación (un pedazo de tí que se va, pero se queda en una pesada-ausencia-eterna)... Pero la vida sigue y con el tiempo cicatrizan las heridas... De seguro que desde el cielo ese angelito sigue de cerca los pasos de su mamá y se regocija cuando le ve dibujada una sonrisa... Quizás sea redundar (otros ya te lo han dicho)pero eso de que seas "Sombra" no me convence(los destellos de tus letras traspasan la pantalla y encienden lucecitas aquí y allá)... Un abrazo y hasta luego (que volveré, es un hecho ;)

Doncel dijo...

Una carta muy dura, dura como la vida muchas veces. Se siente alegría cuando ves en la madre las ganas de ver la luz y de vivir.
Toda una CARTA para meditar.
Gracias por tu visita a mi colina.
Saludos cordiales

angélica beatriz dijo...

Mi amigo precioso,

¡Cuánto amor destilan las letras de tu carta! Esa carta que está escrita con sangre y espinas, con dolor y perdón...

Eres un gran hombre.

Un beso inmenso para ti.

Paloma dijo...

Ay sombra me he quedado muda leyendote, que duro, que angustia... no se que mas decirte, solo que tengo la gran suerte de tener a mis hijos sanos y llenos de vida junto a mi. y que jamas cambie... pues seria un dolor que no podria soportar.

Un beso.

mi despertar dijo...

Excelemte escrito me llegó

La Sombra dijo...

Mi querida Jenipher… me alegro que estés tranquila, la pena y el dolor debe ser inimaginable y lo debe ser solo comparable con lo que puede sentir una persona que a pasado por lo mismo, aun mas, solo comparable con lo que debe sentir el padre de Gustavo y Felipe. Que bueno que le entregaste todo así tu corazón queda tranquilo y sin ese sabor amargo del que se pudo haber dado mas, Felipe depende de Uds. y no tiene que ser Diferente a tu Gugo.
Mi niña, hace tiempo que no sé de ti…podrias mandarme un correito???
Un besote, y vamos que se puede!!!.

Mi linda Aceitunita, no intuyes el esta ahí!!! Y siempre estará, no es tu imaginación, ni manos llocura, el “ mas allá” lo veo como una vida paralela, donde “ellos” viven y nos miran, ven y tratan de guiar como si aun estuvieran aquí, ellos pueden pasar de esa dimensión a esta que vivimos, es por eso que no es un espejismo, esta donde tu quieres y necesites que este.
Aceitunita un besote para ud. también.

Vamos corajuda, y tu coraje…se quedó mudo…???
Tienes toda la razón mi mujer corajuda… los milagros existen…y es un poco lo que le dicho a Jenipher, un hijo te hará bien a ti ( Jenipher ) y a Felipe.
Marsupial Coincido contigo.
Un Abrazo grande para ti.

Carolita… El ser mamá debe ser una etapa maravillosa…yo como sombra no puedo ser mamá pero si me lo imagino y no entiendo a “aquellas “ que maltratan a sus hijos sin ningún motivo cuerdo.
Cariños para ti.

Naty…creo que no es tanto así como que el tiempo cicatriza las herida, lamentablemente mi madre aun tiene esa herida muy, muy fresca, ojala algún día si cicatrice verdaderamente. Pero si se que él esta muy cerca para darle valor para seguir adelante.
Un ABRAZO grande, grande y eres muy bienvenida por estos lugares.

Doncel…la vida es dura y hay veces que hay que recordarlo y no vivir en una burbuja…tu colina …ya lo dije…h e r m o s a !!
Un placer tenerte por aquí.

Mi Angelita querida…Gracias por tus palabras y tus visitas
Un besote enorme para ti.

Paloma…me acorde de ti al leer a dondel…”la vida es dura” Broma ; ).
Si los tienes sanos y contigo no te queda más que “ guiarlos ”, “ disfrutarlos “ y decirle que tiene un padre y una madre que no los dejaran solitos y que cuenten con uds.
Un beso helado desde el sur del mundo.

MUCHA…gracias por tu visita y estas letras son para tenerlas siempre debajo del brazo…así con tiempito poder leerlas y reflexionar un poquito.
Cordiales saludos.

La SOMBRA, tiene su nacimiento…
Ya en los treinta no soy ni la sombra de lo que era a los 17.
Para que haya SOMBRA tiene que haber luz sino no hay sombra, …balanza, equilibrio, limites y en eso estoy para guiar mi vida y ser un “ sombra “ de bien y no alguien que tan solo pasó por esta vida sin dejar nada.
Saludos a todos mis visitantes y gracias por leer tan largas líneas.

Mar y ella dijo...

uffffffffff..No pudistes decirlo mejor,,,asi sentía cuándo su vida se apago sin nada que yo pudiera hacer.....era el primero...Decir ta,bién que habla de la ternura que albergas tu corazón para letras tán hermosas..
Mariella.

MAR dijo...

YO SOY MAMA DE DOS HIJAS Y DE VERDAD LA CARTA ME HIZO LLORAR.
BESOS PARA TI.
MAR

lágrimas de mar dijo...

Y esta carta me llega, y me daña los sentidos, haciéndome participe de tu dolor padecido. Enumero gota a gota mis lágrimas derramadas, sintiendo en cada momento el dolor sufrido. El dolor hecho sangre, la impotencia padecida, el arremeter del tiempo que todo lo sana, pero no olvida.
Besos
Lágrimas de mar

La Sombra dijo...

Mar y ella; Gracias por tus palabras. Y veo que no son pocas las personas que han vivido esta experiencia.
Un GRAN beso para ti.

Mar; la pena que los padres sienten debe ser tremenda, y la impotencia aun mayor.
Muchos besos para ti.

Lagrimas de mar; que bien los escribiste, todas las palabras el sitio correcto. Estoy totalmente de acuerdo contigo.
Cordiales Saludos para ti.